Los cuentos de Seth – Cuento I Origen

Hace tiempo que empecé estas historias como un borrador. Una idea. Ahora, que tengo algo de tiempo, les estoy dando una vuelta para convertirlas en un nuevo proyecto.

Paul Martin

Es en el desierto donde el orden natural se impone más que en ningún sitio. La arena te envuelve en cualquier momento y te hace desaparecer en una desorientación absoluta que llega a perderse en tu locura. En el desierto, uno se encuentra solo, si se encuentra, y se hace patente la necesidad de los otros. Quizá por ello los hombres se desplazan agrupados en largas caravanas y cesan sus luchas en los oasis. Solo por el consuelo del orden y el miedo a no ser nadie nunca más.

Cuando un hombre se pierde en el desierto invoca a Seth, el señor de esas tierras, que gobierna con su poder de fuerza superior y una naturaleza a caballo entre la ira y la razón más absoluta que nacen de la misma raíz de la supervivencia. Porque sin rabia no se sobrevive y sin razón no hay porqué hacerlo.

El concepto…

Ver la entrada original 340 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s